Los nervios entéricos coordinan y regulan las actividades digestivas

Los nervios entéricos coordinan y regulan las actividades digestivas
Las contracciones y secreciones del tracto GI están controladas por un sistema nervioso localizado en la pared de los intestinos, llamado sistema nervioso entérico, y por los nervios parasimpáticos y simpáticos del sistema nervioso autónomo o vegetativo. Los receptores de la pared mucosa son sensibles al pH del quimo y también pueden detectar el grado de expansión de los intestinos. Estos receptores envían señales a través de unos neurotransmisores a los músculos y a las células secretoras del tracto gastrointestinal para que entren en acción. Por ejemplo, la presencia de quimo en el tracto gastrointestinal provoca la liberación del neurotransmisor polipéptido inhibidor vasoactivo (VIP), que estimula las secreciones del páncreas y del intestino delgado, lo que permite la digestión y absorción de los nutrientes presentes en el quimo.
Los nervios entéricos trabajan de manera independiente unos de otros y en colaboración con el sistema nervioso central (CNS). Por ejemplo, la secreción salivar está controlada principalmente por las acciones del sistema nervioso parasimpático y por el CNS. Muchos de los estímulos del olfato, la vista, el gusto y las sensaciones del tacto de la comida generan células salivares especiales en el CNS, que aumentan la actividad de los nervios parasimpáticos en las glándulas salivares. La activación de las glándulas salivares por este mecanismo causa un aumento de la secreción de saliva, lo que inicia la digestión de los alimentos ingeridos.

perder kilos
A lo largo del tracto GI hay una serie de glándulas que secretan jugos digestivos, mucosa y agua. Estas secreciones también están bajo el control del CNS. Cuando los productos alimenticios de la digestión llegan a varios lugares del tracto GI, estas glándulas son estimuladas para que liberen tanto las enzimas digestivas como la mucosa, el agua o los electrolitos. Por ejemplo, cuando el quimo se traslada desde el estómago al intestino delgado, los nervios envían señales para estimular el páncreas, la vesícula biliar y las células mucosas de la pared del tracto gastrointestinal. Dichas señales hacen que estas glándulas y estas células segregen enzimas digestivas, bilis, bicarbonato y agua.
Resumen
La coordinación y regulación de la digestión la dirigen los sistemas neuroendocrino y neuromuscular. Los músculos voluntarios nos ayudan cuando masticamos y tragamos. A continuación, los músculos involuntarios del tracto GI funcionan juntos, por lo que las sustancias se mueven en una única dirección de manera coordinada, la absorción de los nutrientes es optimizada, y los desperdicios son arrastrados cuando es necesario. Los movimientos involuntarios incluyen la mezcla y agitación del quimo por los músculos de la pared del estómago, la peristalsis, la segmentación, la haustración y el movimiento de la masa. Los nervios entéricos del tracto gastrointestinal trabajan con el sistema nervioso central para conseguir la digestión, la absorción y la eliminación de los alimentos.

¿Qué trastornos están relacionados con la digestión, la absorción y la eliminación?
Teniendo en cuenta la complejidad de la digestión, la absorción y la eliminación, no es extraño que a veces las cosas vayan mal. Los desórdenes del sistema neuromuscular, los desequilibrios hormonales, las infecciones, las alergias y otros muchos trastornos pueden interrumpir el funcionamiento gastrointestinal, como por ejemplo el simple consumo de cantidades o tipos de alimentos inapropiados para nuestras necesidades. Cuando se produce un problema en el tracto gastrointestinal, es posible que éste afecte a la absorción de nutrientes. Si la absorción de nutrientes es mala durante un periodo de tiempo prolongado, puede desembocar en una malnutrición. Acerquémonos a algunos de los trastornos del tracto gastrointestinal y a sus consecuencias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>